Uso e impacto del agua en el desierto de Atacama

Uso e impacto del agua en el desierto de Atacama

osmosis inversa

El desierto de Atacama es reconocido por ser el más árido del planeta, lo cual se traduce en una restricción generalizada en el uso de las aguas residuales, elemento absolutamente necesario para asegurar la sostenibilidad de la biodiversidad no solo en el presente, sino también en el futuro próximo.

Dadas las características del desierto, es crucial conocer el comportamiento de su recurso más importante: el recurso hídrico. Para entender cómo este interactúa con un entorno tan hostil, debemos descifrar las pistas que el propio desierto nos ofrece, capaces de brindarnos información vital para orientar un desarrollo más sostenible del ambiente desértico que tanto caracteriza a la historia de la zona norte de nuestro territorio.

Atacama, el desierto más árido del mundo

agua en el desierto de Atacama

Es bien sabido que el desierto de Atacama es ilustre en todo el mundo por su aridez. Este desierto además no es únicamente parte del territorio chileno, pues su geografía se extiende desde el sur de Coquimbo hasta prácticamente el sur del Perú. Lo que pocos saben responder es ¿por qué es tan árido?

La respuesta, en primer lugar, tiene que ver con la cordillera de los Andes, la cual actúa como un verdadero muro que impide que el aire húmedo llegue desde el otro lado del continente.

Como segundo punto, nuestro territorio como parte del extenso océano Pacífico desde el Oeste, se caracteriza por la corriente de Humboldt, que es fría, dicha propiedad genera que el agua evaporada sea mucho menor en cantidad que la que se logra evaporar a partir de otro tipo de corrientes. En consecuencia, se generan menos nubes, por lo tanto, llueve menos y finalmente el resultado es que el bioma predominante de Atacama sea el desierto.

Gran Paradoja

Si bien árido es sinónimo de seco y algunos dirían de “inerte” o carente de vida, esta descripción no podría estar más lejos de la realidad para definir al desierto de Atacama. Pues existe un potente ecosistema presente desde hace miles de años, en continua evolución claramente, con sus respectivos altos y bajos, pero siempre presente.

Ahora, la única forma conocida para que la vida se sostenga en nuestro planeta, es por medio de la presencia de agua.

Entonces, ¿Cómo es posible que un desierto hiperárido como el de Atacama posea la cantidad de agua suficiente como para albergar vida?

Desierto de Atacama es el territorio más árido del planeta

Si bien hoy en día el desierto de Atacama es el territorio más árido del planeta, esto no siempre ha sido así. En el pasado, hubo una bonanza de agua dada por las radicales diferencias climáticas con la actualidad, a partir de la cual surgieron extensos acuíferos en el desierto.

Se estima que hubo una inmensa cantidad de precipitaciones que dieron lugar a humedales. Los cuales se caracterizan por ser conformaciones geográficas desde donde aflora el agua subterránea hacia la superficie. Dicha abundancia de agua permitió que en el pasado existieran modo de vida extinta, comparables en envergadura a la fauna actual del continente africano, y comunidades humanas donde hoy no las hay.

La última gran recarga de aguas ocurrió hace más de 10.000 años. Desde entonces, toda la lluvia que ha caído hasta el día de hoy, se considera marginal.

Impacto del uso del agua en el desierto de Atacama

Hoy en día existe un desbalance alarmante entre el agua que se extrae y la que entra a estas grandes reservas acuíferas milenarias en el desierto de Atacama. Principalmente, consecuencia de la explotación derivada de la industria minera, impidiendo que las reservas logren recargarse a niveles que permitan sustentar y garantizar su uso actual y futuro.

Para evitar un triste epilogo de la vida en el desierto de Atacama, necesitamos desarrollar nuevas tecnologías de extracción de fuentes no tradicionales de agua. Pero no basta solo con eso: resulta urgente para nuestro futuro como habitantes del inmenso desierto de Atacama un cambio cultural respecto al empleo del agua, que nos oriente a proteger y sacarle el máximo provecho a cada gota de agua disponible.

¿Cómo sacar agua del desierto?

En el pasado, los antiguos habitantes indígenas del desierto de Atacama, entre algunas de sus alternativas, enfrentaban la adversidad de la escasez del recurso hídrico, propia de habitar un entorno tan hostil, atrapando las gotas de la denominada “camanchaca”, la cual consiste en la niebla propia del borde costero.

Hoy en día esta práctica ancestral es replicada a través de “atrapanieblas” consistentes en mallas de polipropileno con sus respectivos contenedores de agua, colocados estratégicamente en el borde costero del desierto, para captar la mayor cantidad de camanchaca posible, almacenando gota a gota de agua. Un metro cuadrado de atrapanieblas puede recoger hasta 14 litros de agua al día. y un campo de 100 atrapanieblas de 4.000 m² puede llegar a almacenar hasta 30.000 litros de agua diariamente.

Aunando los éxitos del pasado con el desarrollo tecnológico contemporáneo, existen proyectos que buscan estandarizar la práctica de atrapar niebla, no únicamente como una alternativa más, sino como una fuente principal de obtención del tan preciado recurso agua en nuestro desierto de Atacama.

Close Bitnami banner
Bitnami