EL agua embotellada y sus características

proceso agua embotellada

EL agua embotellada y sus características

Si agua embotellada tiene sabor extraño puede indicar la presencia de sustancias tales como sales, minerales y microorganismos. En cantidades fuera de la norma, puede producir efectos nocivos no solo para la salud de sus consumidores. También con un resultado financiero desastroso de cara a los responsables del producto. Por lo tanto, un tratamiento adecuado permitirá que el líquido embotellado cuente con las características que exigen y necesitan sus usuarios, además de representar un artículo de calidad en el mercado.

En la tierra existe una gran variedad de tipos de líquidos, cada uno con su propio carácter inconfundible en función de su dureza, contenido de sal y el valor de su pH. Sin embargo, debido a nuestra ignorancia comúnmente nos referimos a toda esta diversidad como “agua”.

Dentro de esta variedad, también encontramos el agua tratada por el hombre, específicamente la embotellada, en presentaciones que van desde unos pocos mililitros hasta garrafas (o bidones) de 20 litros.

La fuente obtención para elaborar agua embotellada

Existen diferentes fuentes como el océano, subterráneas, pozos y manantiales. Habiendo escogido la fuente, es vital reconocer el tratamiento necesario que deberá recibir con el fin de eliminar contaminantes no deseados, a través de sistemas de osmosis inversa, desalinización, ozonización, destilación, desinfección UV, entre otros.

Tratamiento típico del agua embotellada paso a paso

El agua fluye hacia una cisterna de tratamiento en la cual se realiza un penetra miento bacteriológico a base de gas ozono. Llega a una cámara hermética que cuenta con luz ultravioleta. Donde se espera alrededor de 8 horas para que las partículas hayan coagulado y los microorganismos patógenos que fueron eliminados. 

Más tarde tiene lugar la filtración del agua, el cual comienza con el bombeo del fluido desinfectado a través de diversos filtros. El primero de ellos de grava y arena será el encargado de eliminar los sólidos suspendidos en el líquido. El segundo de carbón activado es el responsable de quitar cualquier clase de sabor presente, además del resto de partículas indeseables que pudieran seguir presentes.

agua embotellada

El tercer paso se lleva a cabo mediante el bombeo del agua filtrada hacía un suavizador, cargado con resinas capaces de generar un intercambio iónico con las moléculas del fluido, convirtiendo las sales de calcio y magnesio en sodio.

se da inicio al proceso de la osmosis inversa, gracias a la cual es posible retirar las sales restantes presentes en el agua suavizada, por medio de membranas capaces de generar un intercambio iónico.

El agua fluye hacía un tanque elevado, que está sellado herméticamente para evitar cualquier clase de contaminación.

Más pasos para el tratamiento

Ahora es momento de lavar y enjuagar los bidones. Para el lavado se utilizan lavadoras especiales que inyectan a presión una solución de sosa cáustica al 2% por la boca del bidón. Para el enjuague la misma lavadora cuenta con unas válvulas que administran una fracción del agua tratada al recipiente para retirar completamente el hidrógeno de sodio.

Finalmente, los bidones limpios pasan a la etapa final. En donde una máquina llenadora recibe por gravedad el agua tratada del tanque de almacenamiento. El bidón es sellados capuchones de plástico. Por último, todas las botellas son etiquetados y enviada a un almacén.  

Planta de tratamiento y distribución

Una planta de tratamiento para embotellar debería tener equipos de filtración y purificación capaces de producir un líquido de calidad, y optativamente podría contar con sistemas para el embotellado de agua y su posterior distribución a mayoristas o minoristas.

Los productores conocen las condiciones del agua tratada (la fuente). Tambien la calidad que se desea obtener (purificado tradicional o mineral). Si acaso se hará cargo del proceso completo de purificación, o solamente de la distribución, si la purificadora contara solo con rutas de reparto, o también contará con una tienda física, además de calcular la producción mensual necesaria de bidones o botellas para asegurar la rentabilidad del negocio.

Habiendo definido el modelo de negocio de la planta, dado al avance en la tecnología de purificado. Hoy en día las plantas  purificadoras de agua representan una gran inversión y oportunidad de surgir para quien esté dispuesto a aceptar el desafío.

Tipos de agua embotellada que venden en el mercado

El agua purificada y el de manantial son los dos tipos de líquidos que se embotellan que son más populares en el mercado. Para un consumidor promedio cada tipo no tendrá mucho contraste en términos de sabor, sin embargo, existe una gran diferencia en el proceso de filtración.

En primer lugar, es posible purificar el agua cruda – cuya fuente puede ser diversa – a través de la desionización y la destilación. Sin embargo, el proceso de purificación preferido suele ser el de osmosis inversa, debido a su eficiencia energética, menor costo y mayor rendimiento.

Pudiendo eliminar hasta el 99% de las sustancias orgánicas y iones contenidos en el líquido crudo, incluidos la mayoría de virus y bacterias. Gracias a sus características, resulta ser el tipo de agua embotellada más demandada por los consumidores.

Luego, cuando se trata de agua de manantial, el primer requisito es que la fuente sea un líquido genuino. A continuación, es primordial asegurarse de que pueda manejar la producción necesaria para el trabajo deseado.

La mayoría de los procesos de purificación operan con sistemas de filtración por membranas de 0.2 micrones. Con el objetivo de deshacerse de las sustancias indeseables presentes en el agua cruda. Finalizado el proceso de osmosis, el líquido generalmente es purificada con ozono previo a su embotellado.

¿Agua de la llave o la embotellada?

Tanto el líquido de la llave o el de uso comercial gozan de una propiedad. Similar en lo referido a la seguridad que son capaces de brindar a sus usuarios. Si bien en este caso escoger una variedad por sobre la otra se reduce ante todo a una cuestión de preferencia personal, en Glauben Ecology creemos que es valioso. Que tú como consumidor puedas aprender más acerca del valor del agua en cualquiera de sus formas.

Close Bitnami banner
Bitnami