Descubre la utilidad de la osmosis en el proceso de purificación del agua con membranas

agua reciclada

La osmosis inversa en el proceso de purificación del agua

La osmosis inversa es aplicada al forzar el curso de líquido de alimentación a través de unas membranas semipermeables conformadas por múltiples capas, cada una con una función especial, con el objetivo de eliminar sustancias tales como sales minerales, compuestos orgánicos, virus y bacterias, para finalmente obtener agua limpia. En el siguiente artículo podrás descubrir cómo se lleva a cabo este proceso.

¿Cómo funciona el proceso de osmosis inversa con el uso de membrana?

Las plantas de reciclaje de agua utilizan la osmosis inversa para llevar el tratamiento, utilizando membranas semipermeables, a través del proceso de ultrafiltración.

El líquido de alimentación es bombeada a presión a través de recipientes cilíndricos, que en su interior disponen de láminas enrolladas de membranas semipermeables.

El flujo la lleva desde un extremo al otro del recipiente. Además, permite el contacto con las láminas enrolladas de membrana, para de esta manera dar lugar al proceso de filtración. Generalmente, las moléculas más grandes que agua no pasaran, incluidos la mayoría de compuestos químicos, entre ellos: restos de alimentos, desechos y microorganismos tales como virus y bacterias.

¿De qué están conformadas las membranas semipermeables utilizadas en el proceso de osmosis inversa?

Las membranas utilizadas en el proceso de osmosis inversa están compuestas por tres capas. Una base de soporte de tejido de poliéster, una de polisulfona microporosa y una otra de barrera de poliamida de 2 micrones de espesor.

La base de poliéster y la  polisulfona entregan fortaleza y brindan estabilidad térmica a la delicada capa de barrera de poliamida, la cual al ser extremadamente delgada, es la principal encargada de filtrar moléculas según su tamaño, forma y carga.

¿Qué ocurre en el proceso de osmosis inversa usando membranas?

En el transcurso del proceso de ultrafiltración utilizando la osmosis inversa, se producen dos corrientes de agua. En primer lugar, La reciclada fluye por unas láminas de las membranas, para salir a través de sus capas hacia el interior del tubo central. El líquido se podrá usar para lo necesario y lo más notable que esta limpia y pura.

Por otro lado, el líquido que no logra penetrar la membrana se vuelve aglutinado. En efecto contiene toda clase de compuestos químicos y microorganismos, pasando a constituir el denominado concentrado. Por lo general, existen recipientes cilíndricos por donde fluye. Al final las bombas de presión repiten el mismo proceso de ultrafiltración. De esta forma es posible recuperar aún más agua.

membranas osmisis inversa

¿Cómo opera una planta de tratamiento de agua de osmosis inversa?

Una planta estandarizada es capaz de producir la mayor cantidad de agua reciclada. Está compuesta por seis trenes de tratamiento de osmosis inversa, cada uno con tres etapas. La primera cuenta con 52 envases cilíndricos a presión, la segunda etapa con 24 y la tercera con 12 recipientes. En este diseño, Las plantas pueden tratar cerca de 50 millones de litros al día. 

Aproximadamente el 80% del total del líquido que ingresa a las plantas de tratamiento que aplican el proceso de ultrafiltración por medio de osmosis inversa, es convertida en agua purificada.

¿Qué ocurre en cada etapa del proceso de osmosis inversa?

A medida que fluye por medio del bombeo a presión por cada etapa, se extrae más agua. El 65% del líquido renovado se quita en la fase 1. El 35% de concentrado restante pasa por la 2, donde se logra sacar el otro 10%. El 25% se lleva al ciclo final, ahí se extrae el último 5% reciclado.

El 20% de concentrado restante contiene tantas impurezas que intentar reciclarlo no es viable económicamente. Por lo que son liberador al mar, pero para cuidar el océano los excedentes son tratador por otras plantas de agua.

Close Bitnami banner
Bitnami