plantas Ósmosis inversa

Se estima que el 97% del agua de todo el planeta es salada, y tan solo una parte inferior al 1% es apta para el consumo humano. Gracias al trabajo de una planta desaladora o desalinizadora, mediante la aplicación de la osmosis inversa, es posible captar el agua de mar y transformarla en un producto de calidad multipropósito, ya sea para el consumo humano, uso agrícola o industrial.

A día de hoy existe la tecnología para controlar el funcionamiento en tiempo real de las plantas desaladoras desde un centro de control remoto (CCR). Esta herramienta permite tener acceso a la gestión conjunta de más de una planta desaladora de manera simultánea, garantizando siempre el mejor resultado en el proceso.

Desalinización del agua

osmosis inversa

La desalinización del agua representa una respuesta esperanzadora ante la inminente escasez de agua mundial. Cada día se vuelve más urgente optimizar las herramientas involucradas en el proceso de desalinización para volverlas cada vez más eficientes y de esta forma garantizar el acceso al agua de las próximas generaciones.

Actualmente se utilizan varias técnicas para la desalinización, tales como la destilación flash multietapa, destilación por múltiple efecto, destilación por compresión de vapor y la más popular técnica de desalinización por osmosis inversa, siendo la que ha ganado mayor terreno en la industria puesto que opera rechazando normalmente hasta el 99% de las sales e impurezas del agua de alimentación, además de ser la más eficiente desde el punto de vista energético y por tanto de menor impacto económico y medioambiental.

Osmosis inversa una solución para la crisis hídirica

La desalinización por osmosis inversa es una industria que debiera seguir creciendo en los próximos años, debido a que en la zona central de Chile, entre Copiapó y Concepción, ya tenemos años de una sequía enorme. El año 2021 es el cuarto año más seco de los últimos 100 años y las reservas de nieve y los embalses están muy bajos. En ese contexto, las desalinizadoras son una fuente nueva de agua. A eso se agrega que con el crecimiento económico y de la población, el consumo crece. Así, se combina una menor oferta y una mayor demanda de agua, para lo cual es sistema de osmosis inversa es una de las soluciones más prácticas por implementar.

Close Bitnami banner
Bitnami