la desalinización como estrategia para el acceso de agua potable

desaladora industrial

La escasez de agua potable es un desafío importante en muchas zonas urbanas en todo el mundo.

A medida que la población crece y aumenta la demanda de agua, se vuelve crucial encontrar soluciones eficientes y sostenibles para proporcionar acceso a agua potable segura.

Una tecnología ampliamente utilizada para abordar esta problemática es la osmosis inversa.

Esta técnica ha tomado un importante protagonismo para la desalinización de aguas en contextos donde ésta se encuentra de manera escasa y se requieren nuevas posibilidades para el acceso a agua potable.

Te invitamos a conocer un poco más de esta excelente estrategia.

Osmosis inversa como estrategia para el Acceso a agua potable

La osmosis inversa es un proceso de purificación de agua que utiliza una membrana semipermeable para eliminar contaminantes, impurezas y sales disueltas en ella.

Este método se basa en el principio de la ósmosis, donde el fluye naturalmente de una solución diluida a una solución más concentrada a través de una membrana, pero en el caso de la osmosis inversa, se aplica presión para revertir el flujo natural y permitir que el agua pase a través de la membrana mientras los contaminantes se retienen.

En el contexto urbano, la osmosis inversa se utiliza ampliamente en plantas de tratamiento para proporcionar acceso a agua potable de alta calidad.

El proceso consta de varias etapas, que incluyen el pretratamiento, la presurización, la separación a través de la membrana semipermeable y, finalmente, el postratamiento.

En la etapa de pretratamiento, se eliminan partículas grandes, sedimentos y materia orgánica del agua para evitar obstrucciones en la membrana.

Luego, el agua se somete a una presión alta que impulsa su paso a través de la membrana, dejando atrás contaminantes como bacterias, virus, productos químicos y sales.

Esta tecnología es altamente efectiva para eliminar una amplia gama de contaminantes, lo que la convierte en un método confiable para obtener agua potable segura en zonas urbanas.

La calidad resultante cumple con los estándares sanitarios y se puede utilizar para el consumo humano directo, así como para otros usos domésticos e industriales.

Beneficios de la osmosis inversa

Además de su eficiencia en la purificación del agua, la osmosis inversa ofrece otras ventajas en el contexto urbano.

  • Como ya sabemos, el proceso de osmosis inversa mejora la calidad de los líquidos, eliminando o reduciendo sustancias no deseadas, como el cloro, los metales pesados y los compuestos orgánicos, que pueden afectar el sabor, el olor y la apariencia del agua.
  • Garantiza el acceso a agua potable segura en zonas urbanas, lo que ayuda a prevenir enfermedades transmitidas  y promueve la salud pública en general.
  • Puede adaptarse para tratar diferentes fuentes de líquido, como agua de mar, subterránea o de superficie. Esto es especialmente útil en áreas urbanas donde las fuentes pueden ser limitadas o de baja calidad.
  • Requiere menos espacio físico en comparación con otros métodos de tratamiento de agua, lo que la hace adecuada para áreas urbanas densamente pobladas.
  • También es un proceso energéticamente eficiente y efectivo, ya que por la tecnología usada reduce los costos a largo plazo y tiene un fácil mantenimiento.

acceso a agua potable

Como podemos ver, la osmosis inversa es una tecnología valiosa para obtener agua potable segura en zonas urbanas.

Su capacidad para eliminar eficientemente contaminantes y su flexibilidad en cuanto a las fuentes de líquido la convierten en una solución atractiva para abordar la escasez de agua potable en áreas urbanas.

El acceso al agua potable y al saneamiento son derechos humanos reconocidos internacionalmente, derivados del derecho a un nivel de vida adecuado en virtud del artículo 11.1 de la Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Close Bitnami banner
Bitnami