El agua y su distribución en el planeta.

Se calcula que el 97% de toda el agua terrestre es salada. Apta para la vida marina, pero letal para los cultivos y para los animales terrestres. Incluido el hombre. Solo el 3% del agua de la Tierra se considera dulce. Pero tampoco es demasiado: el 90% está congelada en la Antártida. Y allí debería permanecer muchos años, si el calentamiento global no lo impide. Esto hace que toda la Humanidad – 7.400 millones de personas – dependa del 0,5% de agua dulce de los depósitos subterráneos y del ínfimo 0,01% disponible en ríos y lagos. Caudales que, como sucede con otros tantos recursos, se reparten de forma desigual.

Close Bitnami banner
Bitnami